Clínica Ulcemed

Horario de apertura : lunes a viernes de 9:00 a 21:00 y sábados de 9:00 a 14:00
  Contacto : 91 011 07 12

¿SEGURO QUE ES PERTHES?

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es una patología de origen idiopático que evoluciona a fases, provoca dolor de forma unilateral en la cadera del niño que le puede provocar cojera.

Para un diagnóstico fiable será necesario realizar una historia clínica completa, un examen físico meticuloso y unas radiografías simples de la zona en la posición adecuada (como ya comentamos en la entrada Mi hijo con Perthes, ¿qué va a pasar ahora?)

Pueden ser de utilidad las pruebas de laboratorio, una simple analítica buscando los parámetros adecuados serán de gran ayuda a la hora de realizar el diagnóstico diferencial.

Con una coxalgia o dolor de la cadera, habrá que hacer diagnóstico diferencial durante la fase inicial con una sinovitis transitoria, o con una artritis séptica. La sintomatología es muy similar, y en el caso de la artritis séptica la destrucción ósea se produce en horas, de ahí la importancia de un diagnóstico precoz y elección del tratamiento adecuado.

La artritis séptica y la sinovitis transitoria tienen un debut más agudo, presentan alteración de los valores analíticos y se conoce su causa, mientras que la Enfermedad de Perthes es progresiva, pudiendo durar años en su evolución, no altera los parámetros analíticos y se desconoce su causa, por lo que se dice que es de origen idiopático.

El tratamiento indispensable que ha de administrarse en caso de artritis séptica en la antibioterapia, mientras que la Enfermedad de Perthes necesitará reposo y terapia en cámara hiperbárica.

Menos frecuentes son la fractura del cuello del fémur, la artritis reumatoide juvenil, la fiebre reumática, la artritis tuberculosa o la aparición de tumoraciones, pero no por ello hay que dejar de tenerlas en cuenta durante el diagnóstico diferencial.

Cuando el dolor es en ambas caderas, algo poco frecuente en la Enfermedad de Perthes, se diferenciará con una displasia epifisaria, hipotiroidismo y con la Enfermedad de Gaucher. Esta última tiene origen hereditario, autosómico recesivo, y se presenta como la falta de una enzima que participa de la degradación lisosómica de los glucolípidos.

 

Más información: www.asfape.org; www.familiasconperthes.net

A %d blogueros les gusta esto: