Clínica Ulcemed

Horario de apertura : lunes a viernes de 9:00 a 21:00 y sábados de 9:00 a 14:00
  Contacto : 91 011 07 12

All Posts Tagged: como se trata la cistitis

¿cómo se trata la cistitis?

¿CÓMO SE TRATA UNA CISTITIS RÁDICA?

La cistitis rádica es una complicación derivada de un tratamiento con radioterapia que afectó a las células de la vejiga, dejando sintomatología como síndrome miccional, dolor o hematuria.

Esta compleja complicación supone un gran reto para los urólogos y un bache enorme para el paciente con cistitis rádica, que en ocasiones asocia también proctitis de la misma etiología: radiación.

Tratamiento Cistitis Rádica

En cada caso particular el médico especialista valorará el tratamiento adecuado para el momento concreto en que se encuentre la cistitis rádica, pero siempre deberá existir una estabilización previa de la función hemodinámica con transfusiones sanguíneas, hidratación intravenosa o sonda vesical, en función de la afectación.

Hay terapias sistémicas, que se administran generalmente vía oral, pero con graves efectos secundarios como hipercoagulabilidad, hepatotoxicidad, aumento del riesgo de eventos tromboembólicos o de padecer ciertos cánceres hormonodependientes.

Otros tienen efectos más leves: náuseas, cefaleas y anemias transitorias.

Y los tratamientos sistémicos sin interacciones y pocos efectos secundarios tardan un mínimo de 8 semanas en comenzar a hacer su efecto. De ahí la gran complicación a la hora de protocolizar el tratamiento de cistitis rádica.

En cuanto a las terapias administradas de forma intravesical, no siempre son efectivas y algunas producen irritaciones, toxicidad, fibrosis del epitelio, aumento de la contractilidad vesical o incontinencia urinaria.

Entre las terapias físicas encontramos gran variedad de tratamientos para la cistitis rádica, pues se incluyen en este grupo tanto el Oxígeno Hiperbárico, sin contraindicaciones, sin efectos secundarios y totalmente conservador, y la Cirugía, que siempre debe ser considerado el último recurso para tratar una cistitis rádica.

Se meten dentro de este grupo también la cistoscopia y la embolización arterial, algo menos invasivas que la cirugía pero con posibilidad de generar ciertas complicaciones asociadas con dolor.

El Oxígeno Hiperbárico es, quizás, el tratamiento indicado en cualquier fase de la cistitis rádica. Y es que, altas dosis de oxígeno promueven la neoangiogénesis, la neoosteogénesis, la neocolagenogénesis y la reactivación de la fagocitosis de los polimorfonucleares.

Ver más