Blog

PRUEBA DE PRESIÓN EN CÁMARA HIPERBÁRICA PARA BUCEADORES O INMERSIÓN EN SECO

Para poder acceder al curso de buceo es necesario pasar un examen médico, pues, aunque practicándolo de manera responsable puede ser muy seguro, no está exento de peligros.

El problema más común en el buceo es la compresión, y para saber qué tal la soportamos existe una prueba que se realiza en cámara hiperbárica.

Esta prueba no se hace a todas las personas que deciden sacarse el título de buceo, sin embargo, es una testeo de lo más sencillo y tranquilizador.

Una inmersión en seco. Vamos a someter al cuerpo a las mismas presiones a las que estaría expuesto mientras se sumerge en el agua y va descendiendo en profundidad.

Sin necesidad de ponerse el traje de neopreno, cargar con la bombona ni mojarse en absoluto.

La prueba se realiza en una cámara hiperbárica monoplaza, se irá aumentando la presión lentamente y bajo monitorización del personal para valorar el estado de la persona que se encuentra realizando la prueba.

El llenado de la cámara hiperbárica se hace con oxígeno medicinal al 100%. Este es el motivo de utilizar mascarilla de aire.

A 2,5 ATA comenzamos a usar la mascarilla con el objetivo de respirar aire y simular las condiciones que se darán cuando hagamos buceo.

Descenderemos hasta los 20 metros de profundidad, 3 ATA.  Una vez ahí, mantendremos la presión durante 10 minutos.

En todo momento el paciente debe estar controlado para valorar su estado.

Seguidamente comenzaremos a subir poco a poco a la superficie, aun respirando aire a través de la mascarilla hasta llegar a 2,5 ATA.

Desde 2,5 ATA y hasta la presión atmosférica, lo que corresponde con la superficie, podemos prescindir de la mascarilla.

Durante este test en cámara hiperbárica se valorará la capacidad de compensar los cambios de presión, la aparición o no de sintomatología compatible con vértigos, como mareos, náuseas, visión borrosa o malestar. Así como la consciencia durante todo el proceso.

Finalmente se expide un documento informando sobre el proceso y dando un resultado de APTO o NO APTO.

Ver más

SABER VIVIR, LA IMPORTANCIA DE LA MEDICINA HIPERBÁRICA

El programa de televisión española, Saber Vivir, se hace eco de la importancia de la Medicina Hiperbárica.

Durante la emisión del pasado 9 de Enero se habló en el plató de este espacio dedicado a la salud sobre los efectos terapéuticos del Oxígeno puro respirado a altas presiones.

Nuestro médico, el Dr. Antonio Ruiz, especialista en Medicina del Dolor y Medicina Hiperbárica y Subacuática acudió como invitado al programa de La 1.

 

Con esta intervención televisiva se hace evidente, una vez más, la necesidad de continuar incorporando la Oxigenoterpia Hiperbárica al ámbito sanitario más accesible para los pacientes.

La eficacia del tratamiento en Cámara Hiperbárica está demostrada en una gran lista de patologías. Tales como la cicatrización de úlceras de pie diabético, las lesiones radio inducidas o la sordera súbita, entre otras.

Además, se están observando resultados muy satisfactorios en muchas otras patologías que por el momento se tratan de forma experimental. Entre ellas se encuentras las migrañas, la fibromialgia o la dermatitis.

Como explica durante su intervención el Dr. Ruiz, respirar este oxígeno al 100% a las presiones que se utilizan dentro de la cámara hiperbárica, supone la disolución de las moléculas de O2 directamente en el plasma sanguíneo, lo que permite que exista una mayor difusión de este gas. Llegará oxígeno a más lugares y en mucha mayor cantidad.

De niños a adultos, la Medicina Hiperbárica tiene la capacidad de ayudarnos en distintas y dispares situaciones, y así lo contaron con su testimonio dos de nuestros pacientes.

Hugo acudió a Clínica Ulcemed para recuperarse de un injerto en uno de los dedos de su mano. Gracias a esta terapia se observó que además estaba mejorando su dermatitis. Ahora acude de forma regular para realizar bloques de sesiones y controlar esta enfermedad de la piel.

Carlos, vino a la clínica derivado por su proctólogo, la mejor manera de curar su úlcera provocada por la radioterapia era la Cámara Hiperbárica. Y así fue, consiguió una cicatrización total y la desaparición completa del dolor.

Ver más